MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Republicanos moderados quieren voto sobre inmigración

(Foto: MGN Online)

Varios legisladores republicanos que tienen posiciones moderadas sobre la inmigración desafiaron a sus dirigentes y tomaron medidas el miércoles para obligar a la Cámara de Representantes a votar sobre el asunto, y un dirigente del grupo dijo que tienen apoyo suficiente para lograrlo.

Los legisladores quieren que la cámara vote sobre cuatro proyectos de ley que incluyen un acuerdo bipartidista, una propuesta conservadora y un plan liberal. Muchos de ellos enfrentan campañas de reelección potencialmente reñidas en noviembre en distritos con grandes cantidades de votantes hispanos, suburbanos o proinmigrantes en general.

Dado que el paquete con mayores probabilidades de ganar es el bipartidista, el presidente de la cámara, Paul Ryan, se opone a la votación y previsiblemente tratará de convencer a los legisladores republicanos que no la apoyen. Ryan ha tratado en vano de reunir apoyo para la alternativa más conservadora y dice que no quiere que se vote sobre proyectos que el presidente Donald Trump no sancionará.

Pero si 218 legisladores, una mayoría simple de la cámara, firma lo que se llama una petición de descarga, Ryan no podría impedir que se vote. Este procedimiento se ha utilizado en escasas ocasiones.

Hace casi tres meses, los intentos de aprobar leyes de inmigración no superaron el Senado ni llegaron a la cámara. Trump había insinuado que estaba dispuesto a negociar, pero rechazó varias ofertas.

“El Congreso no ha cumplido con su cometido. Por esto trataré de forzar el asunto”, dijo el representante republicano Jeff Denham a la AP el miércoles.

Denham dijo que empezaba a reunir firmas para su iniciativa y que el martes le aseguró a Ryan que tenía el respaldo necesario.

Por su parte, la vocera de Ryan, AshLee Strong, dijo que “seguimos trabajando con nuestros miembros en busca de una solución que pueda obtener la aprobación de la cámara y la firma del presidente”.

Denham cuenta con 248 copatrocinadores para su propuesta, entre ellos casi todos los demócratas y más de 50 republicanos. Ryan podría convencer a algunos republicanos que no se sumen a la iniciativa, en tanto el número dos del bloque demócrata, Steny Hoyer, dijo que preveía la firma de sus correligionarios.

Los demócratas han impulsado este año normas para proteger de la deportación a cientos de miles de jóvenes beneficiados por el programa DACA, que permite a los inmigrantes traídos sin autorización al país cuando eran niños permanecer durante períodos renovables de dos años.

Trump derogó el DACA, creado durante la presidencia de Barack Obama, pero varios jueces federales lo han mantenido en vigencia durante batallas legales que podrían durar meses.

El proyecto conservador permitiría a los “dreamers”, beneficiarios de DACA, permanecer temporalmente en Estados Unidos, pero reduciría la inmigración ilegal, autorizaría la construcción del muro que propone Trump en la frontera con México y sancionaría a las “ciudades santuario” que no cooperan con las autoridades federales de inmigración.

El proyecto liberal daría a los dreamers el acceso a la ciudadanía.

El acuerdo bipartidista permitiría a los dreamers permanecer en el país, pero sin acceder a la ciudadanía. Reforzaría la seguridad en la frontera, pero sin autorizar específicamente el muro de Trump.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending