MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

El peligro de los "Hot Cheetos"

(Foto: Telemundo Austin)

Hot Cheetos: un popular picoso aperitivo que se puede encontrar en todas las tiendas. Sin embargo, en el Valle del Río Grande, su consumo en exceso está motivando a algunos médicos a advertir de su peligro.

La popularidad de este bocadillo preocupa a los profesionales de la salud, quienes dicen ver a más y más niños en las salas de emergencia.

"Los pacientes llegan con sangrado y dolor abdominal, muy probablemente por úlceras pépticas que vienen del consumo de comida muy picante", dijo el Dr. Nelson Spinetti, un gastroenterólogo pediátrico.

Spinetti dice que recibe en su consultorio de 15 y 17 pacientes todos los días por condiciones relacionadas con la comida picante como los Hot Cheetoes. Los pacientes tienen de tres a siete años y algunos no pueden dejarlos.

"Están diseñados para hacerte adicto desde temprana edad para que el fabricante siga lucrando", aseveró el Dr. Spinetti.

Esta dependencia se debe a que el condimento libera endorfinas.

El Dr. Debasish Bandyopadhyay, químico farmacéutico de la Universidad de Texas en el Valle del Rio Grande, dice que los Hot Cheetos contienen ciertas sustancias nocivas, como la piperina, un componente que los hace picantes.

"El punto es que la acidez en el estómago incremente abruptamente", dijo el Dr. Bandyopadhyay

Pero la piperina no aparece en la lista de ingredientes, ya que las leyes federales permiten a las compañías a mantener los ingredientes en secreto para evitar que copien la receta.

Por eso, piden no ingerirlos o reducir el consumo al máximo.

"No coma bolsa tras bolsa, tal vez una vez al mes o dos veces al mes, está bien, solo limítese", añadió el Dr. Bandyopadhyay.

Es un consejo que se aplica a todas las edades ya que los síntomas no solo afectan a los más pequeños.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending