MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Famosos se declaran culpables en escándalo universitario

El fiscal federal para el distrito de Massachusetts, Andrew Lelling, anuncia la presentación de acusaciones formales en un enorme escándalo de sobornos para ingresar a universidades prestigiosas en conferencia de prensa en Boston, 12 de marzo de 2019. (AP Foto/Steven Senne)

BOSTON (AP) — Un escándalo de sobornos para ingresar a universidades prestigiosas pasó en pocas horas de las acusaciones espectaculares a declaraciones de culpa, pero las consecuencias totales del proceso federal contra ricos y famosos podrían desarrollarse a lo largo de muchos meses.

Nombres conocidos como las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin encabezan la lista de medio centenar de personas acusadas en documentos dados a conocer el martes. Estos describen una maquinación con el objeto de engañar el proceso de admisión a ocho instituciones cotizadas. Los padres sobornaban a entrenadores deportivos y otros empleados para lograr el ingreso de sus hijos a esas universidades selectivas.

Se prevé que Loughlin, estrella de la serie “Full House” (”Tres por tres”), se entregará al FBI en Los Ángeles en las próximas horas y comparecerá luego ante un juez, dijo la vocera de la agencia Laura Eimiller. Su esposo, el diseñador de modas Mossimo Giannulli, quedó en libertad al pagar una fianza de 1 millón de dólares.

Los fiscales dijeron que Loughlin y Giannulli pagaron 500.000 dólares para que sus hijas ingresaran como miembros del equipo de canotaje de la Universidad del Sur de California, aunque ninguna de las dos sabe remar.

También el miércoles, un fondo de inversiones de Silicon Valley anunció el reemplazo de su gerente general, implicado en el escándalo.

Manuel Henríquez será reemplazado como CEO y presidente del directorio de Hercules Capital de Palo Alto, California. Fue arrestado en Nueva York el martes y liberado luego de pagar 500.000 dólares de fianza. Hercules dijo que Enríquez conservará un asiento en el directorio en calidad de asesor.

En el centro del plan se encontraba el asesor de admisiones William “Rick” Singer, fundador de Edge College & Career Network de Newport Beach, California, dijeron las autoridades. Se declaró culpable y su abogado, Donald Heller, dijo que su cliente quiere cooperar plenamente con los fiscales. Dijo que está “arrepentido y contrito y quiere seguir adelante en su vida”.

Los fiscales dijeron que los padres pagaron gruesas sumas a Singer a partir de 2011 y hasta el mes pasado para sobornar a entrenadores y administradores que hicieran pasar a sus hijos por grandes deportistas y así mejorar sus posibilidades de ingresar. También contrataban a dobles de sus hijos para que rindieran los exámenes de ingreso en su lugar y pagaban a empleados para corregir las respuestas.

Los pagos efectuados por los padres iban de algunos miles hasta 6,5 millones de dólares para garantizar el ingreso, dijeron funcionarios judiciales.

“Estos padres son un listado de ricos y privilegiados”, dijo el fiscal federal Andrew Lelling.

Fueron acusados al menos nueve entrenadores deportivos y 33 padres. Decenas fueron arrestados el martes por la mañana, entre ellos Huffman, ganadora del Emmy como estrella de la serie “Desperate Housewives”, quien quedó en libertad después de pagar una fianza de 250.000 dólares. Su esposo, el actor William H. Macy, no fue acusado aunque un agente del FBI dijo en una declaración jurada que estaba en la sala cuando Huffman recibió la oferta de un participante en el fraude.

Los entrenadores trabajaban en las universidades de Yale, Stanford, Georgetown, Wake Forest, Universidad de Texas, Universidad del Sur de California y Universidad de California en Los Ángeles.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending