MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

1 de 3 tejanos buscaría medicación en lugar de terapia cuando deprimido, según encuesta

NORWICH, CT - 23 DE MARZO: Los analgésicos de oxicodona recetados a un paciente con dolor crónico se exhiben el 23 de marzo de 2016 en Norwich, CT. Las comunidades de todo el país están luchando contra la epidemia de adicción a los analgésicos opiáceos y a la heroína, que no tiene precedentes. El 15 de marzo, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, anunciaron directrices para que los médicos reduzcan la cantidad de analgésicos opiáceos prescritos, en un esfuerzo por frenar la epidemia. Los CDC estiman que la mayoría de los nuevos heroinómanos se engancharon primero a los analgésicos recetados antes de pasarse a la heroína, que es más fuerte y más barata. (Foto de John Moore/Getty Images)

Después de meses aparentemente interminables de órdenes de distanciamiento social, aislamiento en el hogar, problemas de salud y estrés económico, muchos de nosotros nos hemos familiarizado con el hecho de sentirnos abrumados, ansiosos y/o deprimidos debido a estas circunstancias desafiantes.

Un proveedor de recursos de tratamiento relacionados con la rehabilitación de adicciones, Detox.net, realizó una encuesta a 4,150 personas y descubrió que más de un tercio de los tejanos encuestados, el 36%, dicen que buscarían primero la medicación antes que la terapia si sintieran una disminución de su salud mental durante la pandemia.

Durante la pandemia, el número de prescripciones de medicamentos ansiolíticos y antidepresivos aumentó en un 34.1% y un 18.6%, respectivamente.

Esto se compara con una media nacional del 44%. Desglosado por género, las mujeres eran más propensas, con un 47%, a recurrir a la medicación recetada para ayudar a tratar su salud mental que los hombres, con un 41%.

Una encuesta reciente reveló que las personas con depresión tenían un 64% más de probabilidades de aumentar su consumo de alcohol durante la pandemia, y las que padecían ansiedad también tenían un 41% más de probabilidades de hacerlo.

Casi 1 de cada 5 personas que han tenido problemas emocionales durante la pandemia, dicen que la idea de buscar terapia les intimida. Esto podría ser el resultado de haber estado aislados de los demás durante un período prolongado, por lo que algunos pueden temer la perspectiva de abrirse a otra persona.

El 43% de las personas afirma que la idea de las sesiones de terapia virtual les disuadiría de buscar este tipo de ayuda psicológica. A pesar de ser más seguras para ambas partes implicadas debido a la eliminación del riesgo de transmisión viral, puede ser difícil conectar con alguien a través de una videollamada, tanto desde el punto de vista emocional como tecnológico.

Pero puede estar tranquilo, la encuesta reveló que el 76% de los encuestados dice tener un familiar o amigo de confianza al que se sentiría cómodo para pedir ayuda.

Para leer el informe completo, haga clic aquí.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending