MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Abbott habla sobre seguridad pública, vigilancia durante conversación de mesa redonda

El gobernador más tarde hoy encabezará una mesa redonda para plantear sus prioridades para esta sesión legislativa. Una de sus principales prioridades es la seguridad pública y la posible transferencia de control de APD al Departamento de Seguridad Pública de Texas. (Foto: CBS Austin)

El gobernador de Texas Greg Abbott encabezó el jueves al mediodía una mesa redonda donde planteó sus prioridades para esta sesión legislativa. Una de sus principales prioridades es la seguridad pública y la posible transferencia de control de APD al Departamento de Seguridad Pública de Texas.

Abbott dijo que Texas no le dará la espalda a los oficiales del orden y prometió hacer todo lo posible por evitar el recorte de presupuesto como el aprobado por el Municipio de Austin hace unos meses.

En agosto pasado, el Ayuntamiento de Austin votó para reasignar $150 millones del Departamento de Policía de Austin a otros programas, y $ 21.5 millones de esos recortes ya están en vigor.

El gobernador Abbott no está de acuerdo con esa decisión, publicando en Twitter justo antes de las vacaciones del mes pasado, que el consejo legislativo ha enviado el borrador de una propuesta de ley que transferiría el control del APD al Departamento de Seguridad Pública de Texas.

Asimismo, prometió imponer barreras a jurisdicciones que quierán recortar el financiamiento de la seguridad pública.

"En esta sesión Texas debe aprobar leyes que dan a las ciudades una clara opción", dijo el Gobernador Abbott. "Cumplir con su deber de garantizar la seguridad ciudadana o perder acceso a todo su ingreso por concepto de impuestos".

Abbott informó que colaborá con legisladores para sancionar a las ciudades que hagan recortes y buscar maneras para asegurar el apoyo y recursos para las agencias del orden.

Los líderes de la ciudad quieren que Austin sea más seguro, pero no todos creen que esta es la manera de lograrlo. El alcalde de Austin, Steve Adler, cree que la ciudad aún puede estar a cargo de su propio departamento de policía.

"Si el gobernador quiere ayudar, y nosotros aceptaremos la ayuda, necesitamos mayor apoyo para el tratamiento mental, la intervención de salud mental, necesitamos ayuda para albergar a los que están desamparados", dijo Adler. "Esa es la ayuda que necesitamos del estado. "

El concejal de Austin Gregorio Casar respondió a las criticas, insistiendo que se trata de una tergiversación y que el cambio busca invertir en otros departamentos con el fin de reformar la seguridad pública.

"Dijimos sabes que no vamos a darle todo el dinero al departamento de policía hasta que cambien algunas de sus políticas que están causando violencia de la policía a nuestras comunidades hispanas y afro-americanas", dijo el concejal Casar. "El gobernador no quiere apoyar básicamente a los derechos civiles de nuestra comunidad y por eso está empujando estas mentiras".

Abbott concordó que faltan ciertas reformas, como el sistema de fianza, el cual describió como roto y listo para cambios que eviten que los criminales anden sueltos y vuelvan a delinquir.

El gobernador mencionó los problemas de condados como Dallas y Harris, donde muchos delitos de robo no se castigan, lo que perjudica la seguridad pública. Abbott concluyó la reunión expresando su apoyo a mejorar la capacitación y equipo de la policía, lo que describió como importante.

RELACIONADO: Abbott dice Texas se prepara para distribuir mayor envío de vacuna COVID-19 hasta la fecha



close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending