MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Marchan hasta Capitolio de Texas en protesta por cambios a beneficios de cesantía

UNEMPLOYMENT BENEFIT RALLY.jpg

Varios activistas llegaron al Capitolio de Texas el jueves para manifestar su descontento con una reciente decisión del Gobernador Greg Abbott y los cambios que implementará la Comisión de Fuerza Laboral de Texas el fin de semana.

A partir del sábado, la comisión dejará de aceptar el temor al COVID-19 como justificación para rechazar una oferta de trabajo y seguir recibiendo el beneficio de desempleo. El mismo día, los desempleados de Texas perderán el suplemento de $300 semanales del programa de Asistencia de Desempleo Federal por la Pandemia. Asimismo, el gobernador anunció el fin de la ayuda a trabajadores independientes y otros que tradicionalmente no son elegibles para el beneficio.

Segun la comisión, los cambios responden al descenso de los contagios del COVID-19, amplia disponibilidad de la vacuna y servicios de cuidado infantil, pero los manifestantes rechazaron las medidas, marchando hasta el Capitolio para expresar su descontento.

"El gobierno los ha abandonado, el gobierno no ha hecho nada para que les asegure y para que sepa que nuestra gente está asegurada", dijo Anahi Tapia Torres, representante de Trabajadores Desempleados Unidos. "Ahorita si tienen esa narrativa de que no quieren regresar a trabajar y vamos a quitarles estos beneficiosos para que no tengan una excusa".

Junto con marchar, el grupo visitó la oficina del Congresista Lloyd Doggett para presentar la copia de un nuevo informe sobre reformas al seguro de cesantía, como la duración y el monto de la prestación especialmente durante tiempos de crisis, la remoción de incentivos a estados y empresas que quieran reducir beneficios o excluir trabajadores, la modernización de los requisitos de elegibilidad, y garantías a personas que esten desempleadas por razones ajenas a su voluntad a pesar de buscar oportunidades. La queja de los manifestantes también responde a lo que describieron como la escasez de trabajos con sueldo digno.

"La gente no quiere regresar a trabajar por esas razones, porque ahorita no tenemos una garantización de que los trabajos que están disponibles son trabajos que paguen bien", dijo Tapia Torres. "Ahorita el sueldo mínimo no ha subido, no tenemos una garantización de que vamos a tener beneficios médicos, donde no nos vayan a correr porque a lo mejor nos enfermemos".

El portal de TWC muestra más de 800,000 plazas disponibles en el estado y una tasa de desempleo del 6.7%.

En un comunicado emitido en mayo, el Gobernador Greg Abbott dijo que los puestos de trabajo disponibles son bien pagados y según la Comisión, casi el 45% de las vacantes publicadas ofrecen salarios de más de $15 por hora. Aproximadamente el 76% ofrece más de $11.50/hora y sólo el 2% de los puestos ofrecen alrededor del salario mínimo.

Aún así, el sindicato laboral más grande del estado, AFL-CIO, estima que los cambios afectarán a más de un millón de tejanos y que tendrán un impacto multimillonario para la economía estatal.

Abbott explicó que en esta etapa de apertura del estado al 100%, el enfoque debe estar en ayudar a los desempleados a accesar el más de un millón de ofertas de trabajo en lugar de pagar los beneficios de desempleo para permanecer fuera de las listas de empleo. El funcionario también mencionó un supuesto número elevado de solicitudes fraudulentas que recibe el estado.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending