MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Propuesta para endurecer castigo por votar sin autorizacion enfrenta gran oposición

Activistas se oponen a propuesta del senado que describen como supresión de voto. (Foto: Telemundo Austin)

Varios grupos del activismo llegaron el miércoles al Capitolio de Texas para mostrar su oposición a la SB-9, una propuesta que busca reformar las leyes que rigen el voto.

Tras su aprobación en el senado el pasado mes de abril, la SB-9 se encuentra en estudio en el comité de elecciones de la cámara baja, donde se realizó una audiencia para conocer las inquietudes del público sobre la medida.

De aprobarse, la SB-9 convertiría el sufragio de personas no elegibles en un delito grave, aún si la persona vota por error.

En la actualidad, el voto no autorizado se considera un delito menor de clase B, pero la propuesta elevaría la sanción a un delito de mayor cuantía, por lo que las personas que cometan errores en los formularios de inscripción podrían recibir hasta dos años de cárcel y una multa de hasta $10,000.

“No hay fraude electoral en Texas, lo que tenemos es supresión para votar. Está claro que hay un movimiento para suprimir nuestro derecho de voto, especialmente aquí en Texas”, dijo Montserrat Garibay, representante de Texas AFL-CIO.

La propuesta también autorizaría a los funcionarios electorales a supervisar el voto de personas que reciban asistencia de una persona que no sea un familiar y obligaría a las personas que lleven a tres o más votantes a las urnas a llenar un formulario.

“La SB-9 quiere suprimir a los votantes ancianos y discapacitados que muchas veces no pueden conducir a las urnas”, agregó Garibay.

Las organizaciones describieron el proyecto como otro intento más de intimidación al votante, comparándolo con la fallida publicación de la lista con los nombres de casi 100,000 personas no elegibles en el padrón electoral. Los numerosos errores en la lista obligaron al secretario de estado a retirarla y Texas se comprometió a no purgar el padrón electoral en respuesta a la exitosa demanda entablada por los activistas.

Al inicio de la audiencia, las organizaciones presentaron una petición con 7,767 firmas en oposición a la SB-9.

Sin embargo, su autor, el Senador Republicano Bryan Hughes, insistió que el objetivo es preservar la integridad electoral.

“Esto no es un asunto partidista, se trata de un sistema justo para todos, donde cada voto cuenta y la gente no hace trampa”, dijo Hughes.

Los opositores quieren que la propuesta no pase del comité de elecciones.

“Estamos a 12 días de terminar la legislatura, y es cuando los funcionarios van a tomar decisiones importantes que tendrán un impacto en el futuro del estado. Tenemos que estar vigilantes para asegurarnos que legislaciones como la SB-9 que quiere intimidar a los votantes no pasen”, concluyó Robles.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending