MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Biden gana las primarias de Texas en el rotundo final del Súper Martes

El candidato a la presidencia demócrata, exvicepresidente Joe Biden, habla en un mitin de campaña en la noche de elecciones primarias el martes 3 de marzo de 2020 en Los Ángeles. (Foto AP / Chris Carlson)

Joe Biden salió triúnfate el super martes al vencer a Bernie Sanders en Texas, una decepcionada perdida para el senador de Vermont después de ganar a un delegado más grande en california.

La ganada agarro a los resonada y surgente hilo de triunfos desde el sur para el vicepresidente posterior, quien ganó tan siquiera nueve estados. Pero ninguno fue más grande oh más simbólico que el estado rojo de Texas. Solo 24 horas antes, Biden demostró un espectáculo de fuerza entre la partida democrática

Joe Biden termino un triunfal Super martes superando a Bernie Sanders en Texas, una pérdida decepcionante para el senador de Vermont, incluso después de que se llevó un premio mayor de delegados en California.

La victoria finalizo una serie de victorias resonantes y resurgentes en todo el Sur para el exvicepresidente, que ganó al menos nueve estados. Pero ninguno era más grande o más simbólico que el estado rojo de Texas. Solo 24 horas antes, Biden mostró una demostración de fuerza dentro del ala moderada del Partido Demócrata al anunciar el endoso de sus antiguos rivales Pete Buttigieg y Amy Klobuchar en Dallas.

El resultado en Texas podría ayudar a decidir el líder delegado nacional después del día más importante de la temporada primaria. Aunque Sanders ganó California, Biden acumuló más primarias estatales en la noche.

En la carrera por el Senado de Texas, el demócrata MJ Hegar aguardo a un oponente después de avanzar a una escorrentía de mayo en un campo lleno de una docena de candidatos. El ganador tratará de desbancar al titular republicano John Cornyn, quien es visto como un gran favorito en un estado donde un demócrata no ha ganado un asiento en el Senado desde la década de 1970.

La carrera de este año no ha reunido la misma energía o atención que la carrera demoledora del demócrata Beto O'Rourke en 2018 contra el senador republicano Ted Cruz, que se convirtió en una plataforma de lanzamiento de la corta carrera a la Casa Blanca del ex congresista

"Como veterano de combate, estoy preocupado por los valores de este país que están bajo ataque", dijo Hegar a sus seguidores en Austin. "Y como madre trabajadora, me preocupa el futuro si lo mantenemos en manos de personas como el senador John Cornyn".

Sanders contaba con votantes jóvenes y latinos en el prospero Texas para acelerar su camino hacia la nominación, mientras que la campaña resurgente de Biden hizo una marca tardía dramática en el Estado de Texas, lanzando un endoso tardío del ex O'Rourke.

Hace cuatro años, Sanders perdió Texas casi 2 a 1 ante Hillary Clinton. Pero ahora tenía un punto de apoyo en el Estado de Texas, donde su ascenso animo a los retadores progresivos en otras partes de la votación que también buscaban avanzar el martes.

"Las cosas se ven muy bien", dijo Biden a sus seguidores en Los Ángeles. "Para aquellos que han sido derribados, omitidos, abandonados, esta es su campaña".

La elección primaria puso a prueba la política de rápido cambio de Texas. Los demócratas están logrando ganancias rápidas en la fortaleza del Partido Republicano más grande del país y tienen la oportunidad en noviembre de tomar el control de la Casa de Texas por primera vez en 20 años: reclamar el poder que cambiaría rápidamente el panorama de uno de los estados más cruciales del Partido Republicano.

Es un resultado que algunos votantes conservadores tenían en mente cuando acudieron a las urnas en Texas. Shelby Schnefke, una madre de casa que tiene dos hijos dijo después de emitir su voto en Dallas que el Partido Republicano necesita mantenerse en guardia contra los demócratas que hacen más avances.

"Siento que recientemente se ha demostrado que podría suceder", dijo Schnefke. "Creo que es por eso por lo que ahora es más motivador que nunca que los republicanos salgan y voten porque creo que muchas veces en Texas es como 'Oh, estamos a salvo'". Pero definitivamente no estamos a salvo ".

En Houston, la cuarta ciudad más grande del país, los funcionarios electorales se apresuraron a enviar máquinas de votación adicionales a los lugares de votación donde los votantes reportaron largas filas.

Con la disputada carrera presidencial encabezando la votación, las largas filas en los centros de votación alentaron a los demócratas que cuentan con una participación récord en todo el estado este otoño. Sanders, quien ha dado lugar a un puñado de retadores progresivos en Texas, intentó alejarse del campo. Pero Biden buscó montar una ola de nuevo impulso.

No fue un súper martes fluido en todas partes.

Los temores sobre el coronavirus provocaron que varios trabajadores electorales y jueces electorales no se presentaran a trabajar en Austin, donde no ha habido casos confirmados. Y en San Antonio, dificultades tecnológicas causaron demoras en algunos sitios de votación.

En Houston, Rebecca Taylor intentó votar en uno de los barrios históricamente negros de la ciudad donde los votantes esperaron hasta una hora. Así que planeó ir a otro lugar para votar por Biden después de considerar también al multimillonario Mike Bloomberg, quien convirtió a Houston en una pieza central de su táctica de medio billón de dólares para ganar la nominación a pesar de omitir los primeros cuatro estados.

Elizabeth Warren también prometió seguir adelante y sus partidarios dicen que está en posición de atrapar delegados en Texas.

Taylor dijo que pensaba que Sanders arrasaría a otros demócratas en la boleta electoral de Texas en noviembre si él es el candidato presidencial, y expresó escepticismo sobre si podría cumplir sus promesas.

"Simplemente no creo que pueda llegar allí y hacer lo que dice que va a hacer", dijo.

Los demócratas necesitan solo nueve asientos este otoño para dar la vuelta a la Cámara de Texas, un objetivo que es primordial para el partido en 2020, particularmente porque darle la vuelta al estado aún enfrenta grandes probabilidades.

Sanders había mostrado éxito envalentonando a un grupo de retadores insurgentes de la izquierda, desafiando el libro de jugadas demócrata que sugiere que poner fin al dominio del Partido Republicano requiere candidatos de amplio atractivo que puedan atraer a más votantes. Entre ellos se encuentra Jessica Cisneros, de 26 años, a quien Sanders endosó y está tratando de convertirse en la miembro más joven del Congreso en un intento contra el representante Henry Cuellar en la frontera de Texas.

___

Los escritores de Associated Press, Juan A. Lozano en Houston y Jake Bleiberg y Jamie Stengle en Dallas contribuyeron a este informe.

___

Siga a Paul J. Weber en Twitter: https://twitter.com/pauljweber

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending