MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Bomberos y emergencias médicas suman esfuerzos en la respuesta a incendios forestales

Tras la llegada temprana de la temporada de incendios, el trabajo conjunto de bomberos y paramédico, así como su asistencia a las agencias de condados vecinos, ha sido clave para proteger vidas y la propiedad. (Foto Telemundo Austin).

El incremento de los incendios forestales ha puesto a prueba a los bomberos y paramédicos del Condado Travis.

Los funcionarios describen la temporada como atípica y aseguran que el temprano inicio de los incendios y su frecuencia los obligan a hacer mayor seguimiento a las llamadas que reciben. La situación ha obligado a modificar la logística, pero también explicaron que el trabajo conjunto de bomberos y paramédicos, así como su asistencia a las agencias de condados vecinos, ha sido clave para proteger vidas y la propiedad. Este verano, la combinación del calor extremo, baja humedad, viento y gran cantidad de combustible causó que se adelantara la temporada de incendios antes de agosto.

"Estamos en una situación muy única hay que recalcar que realmente ahorita no es el tiempo o la temporada de incendios forestales", dijo Claudia Cruz, vocera de los bomberos del condado Travis, quien señaló que dos incendios de gran magnitud al norte y sur de Austin en las últimas semanas han obligado a la colaboración de varios departamentos, lo que ha requerido ajustes. "Estamos tomando todas las medidas para asegurarnos que tenemos las unidades y los bomberos disponibles para poder llegar y asistir a cualquier llamado y también podamos reducir la cantidad de daño".

El alto número de siniestros en lo que va corrido del año se compara con la temporada del 2011, cuando se registró el incendio forestal más costoso de la historia de Texas, el Incendio Complejo de Bastrop que causó cuatro muertos, destruyó cerca de 1,700 casas y dejó más de $300 millones de dólares en pérdidas materiales.

"A la fecha de julio llevamos el 94% de incendios que nosotros atendimos en el 2011, estamos viendo el incremento de llamadas el incremento de incendios y por lo menos nos estamos preparando para el peor de los casos", dijo Cruz.

La tendencia también ha ocasionado un aumento de la actividad del servicio de emergencias médicas, cuyos técnicos tuvieron que atender a dos bomberos que sufrieron los efectos del calor, pero que también están respondiendo a más lesiones. Según Alejandra Hernández, técnico de emergencias médicas, es frecuente que quienes trabajan en contener las llamas sufran "quemaduras, inhalación de humo, también pueden haber lesiones traumáticas pero esas son las más comunes y también es lo que pasa a veces con los mismos residentes".

Toda la región se encuentra bajo prohibición de quemas y las autoridades piden extremar las precauciones y llamar al 911 a la brevedad en caso de incendio.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending