MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Concluye segundo día de audiencias sobre crisis energética durante onda polar

ERCOT LATESTS.jpg

El segundo día de la indagatoria del Congreso de Texas ayudó a conocer por qué los apagones que debían ser intermitentes durante la tormenta invernal del 14 de febrero no lo fueron.

Los senadores que participaron en la audiencia cuestionaron a la directora general de Austin Energy sobre la falla en la implementación de un plan para informar adecuadamente a la población de la gravedad y duración de los cortes de electricidad. Jackie Sargent dejó en claro que durante la crisis Austin contaba con suficiente generación para satisfacer la demanda, pero se vieron obligados a ceder parte de la capacidad a ERCOT para distribuirla al resto del estado. Según la ejecutiva, el suministro eléctrico de Austin enfrentó la primera prueba el 11 de febrero, cuatro días antes de la emisión de la orden de interrupciones intermitentes del Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas.

Sin embargo, ERCOT le pidió a Austin Energy ceder más de 700 megavatios, casi cinco veces más de lo que solicitaron durante la tormenta invernal del 2011, la cual causó un apagon de seis horas.

"Esta cantidad extraordinaria de carga que cedimos fue tan repentina y por tanto tiempo, que nos quedamos sin circuitos disponibles para rotar los apagones", dijo Sargent, quien enfatizó que la carga crítica de Austin Energy se distribuye por toda el área de servicio, es decir, no todos los puntos de servicio crítico están en un solo medidor y 190 de los 410 alimentadores eléctricos están designados para manejar carga crítica.

Mientras tanto, la Cámara Baja cuestionó a una representante de la Comisión de Ferrocarriles sobre cómo el gas natural pudo haber ayudado a prevenir los apagones.

Cristi Craddick dijo que la comunicación fue el problema principal, y que sería un reto contar con un plan universal o medidas legislativas que obliguen a las diferentes fuentes de generación a implementar protecciones contra el tiempo inclemente.

"Una vez que logramos restaurar la energía a los campos petroleros, el gas comenzó a fluir y en solo 24 a 48 horas el problema fue resuelto", dijo Craddick. "Así que yo creo que mi industría resolvió el problema y no lo provocó".

A estas alturas aún esta por verse qué medidas tomará el congreso estatal, pero lo que sí es seguro es que los cuestionamientos continuarán hasta que hayan soluciones y se asigne la culpa.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending