MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Comité de supervisión de servicios públicos analiza acciones durante tormenta invernal

AUSTIN ENERGY WATER OVERSIGHT (2).jpg

El comité de supervisión de servicios públicos de Austin organizó una junta el miércoles para estudiar el impacto de las medidas que se adoptaron durante la onda polar.

Los directivos de Austin Energy presentaron sus planes de preparación para la tormenta invernal y hablaron de sus esfuerzos antes, durante y después de las interrupciones del servicio.

Según la empresa, 220,000 o el 44% de los medidores sufieron algún impacto en respuesta a la instrucciones de ERCOT de ceder 700 megavatios a la red eléctrica.

"Austin Energy se enfocó en los pronósticos del tiempo, nosotros conocíamos el posible impacto, analizamos los antecedentes de la tormenta más reciente del 10 y 11 de enero", dijo Sidney Jackson, director de operaciones de Austin Energy. "Durante esta alerta de emergencia de energía, se le dijo a Austin Energy cuánta energía ceder, cuándo hacerlo, y cuándo restaurarla".

Los funcionarios dijeron reconocer que el acceso a la información en sus mapas interactivos pudo ser mejor y que falto más detalle sobre el corte y el estatus de la restauración.

Los directivos de Austin Energy señalaron que fueron más transparentes en la información al público en el transcurso de la tormenta invernal, actualizando su portal, colaborando con los medios de comunicación, realizando conferencias de prensa y dando frecuentes informes en las redes sociales. Los funcionarios resaltaron la prontitud con que informaron del inicio de los apagones la madrugada del lunes 15 de febrero en diferentes plataformas.

"Tan pronto el personal se dió cuenta que los cortes se extenderían más de lo imaginado, comenzamos a pasar la voz lo mejor que pudimos con los detalles que teníamos", dijo Marissa Monroy, directora de comunicaciones de Austin Energy. "Lo que estaba pasando, la tormenta invernal se prolongo y el evento evolucionó y nuestro mensaje se enfocó en la conservación, los circuitos con carga crítica, preguntas de cobro y alertas de timos".

Asimismo, los directivos de Austin Water dieron un resumen de sus acciones antes, durante y después de la helada, atribuyendo la mayoría de los problemas a fallas en propiedades privadas, donde la ruptura de tuberías bajo el nivel del agua disponible.

Los funcionarios resaltaron la notificación temprana, comenzando el 9 de febrero con mensajes públicos de preparación, los cuales aumentaron de frecuencia al llegar la tormenta, como cuando hubo fuga de aguas residuales y otros problemas con el abastecimiento hasta el 17 de febrero, cuando el nivel del agua bajó.

"Emitimos avisos obligatorios de conservación del agua, y mensajes así", dijo Randi Jenkins, directora de comunicaciones de Austin Water. "También tuvimos la primera conferencia virtual y para las 8:30 de la noche del 17, enviamos el primer comunicado y aviso público sobre la orden de hervir el agua".

El comité indicó que los apagones impidieron el acceso de los usuarios a las plataformas digitales, lo que dificultó el flujo de información sobre la crisis, por lo que varios concejales recomendaron explorar otros métodos.

Ambas empresas reiteraron su compromiso con proveer más datos sobre sus acciones. El grupo tendrá varias reuniones en las próximas semanas. El Concejo Municipal de Austin analizará los datos y ofrecerá recomendaciones.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending