MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

El insólito éxodo de legisladores texanos para bloquear ley

Democratic Texas State Sen. Carol Alvarado Houston, together with her fellow Texas legislators, speaks during a news conference, Wednesday, July 14, 2021, in Washington. (AP Photo/Manuel Balce Ceneta)

WASHINGTON (AP) — Encerrados en un hotel de Washington, los legisladores demócratas que se fueron de Texas para bloquear una legislación que restringe el derecho al voto llevan una vida llena de tensiones y recriminaciones.

Luego de irse del estado el lunes para impedir la aprobación del proyecto en la Cámara estatal de Representantes por falta de quórum, más de 50 legisladores tratan de hacer mil cosas al mismo tiempo: promueven incansablemente su causa en la capital e intentan cumplir con obligaciones profesionales y familiares, todo bajo los reflectores de las cámaras.

Muchos dejaron hijos pequeños en Texas, donde la mayoría realizan otros trabajos. Todos duermen poco.

“Es algo surreal”, dijo el representante Gene Wu, de Houston. “No puedo describir lo extraño que es todo esto”.

Wu dijo que se dio cuenta el revuelo que había causado el éxodo de legisladores cuando llegaron en un avión privado al aeropuerto de Dulles el lunes y escuchó a un grupo de turistas alemanes que decían que habían arribado los legisladores fugitivos de Texas.

Su objetivo es resistir hasta que termine la sesión legislativa especial, el 7 de agosto. El gobernador republicano de Texas Greg Abbott, no obstante, puede convocar otra sesión a los 30 días. Abbott, por otro lado, amenazó con arrestar a los legisladores cuando regresen a Texas.

Mientras tanto, los legisladores texanos se movilizan en el Congreso y en la Casa Blanca, promoviendo medidas a nivel federal que dejen sin efecto las leyes estatales.

La legislatura estatal de Texas es un organismo que funciona a tiempo parcial y paga un sueldo de 7.200 dólares mensuales. Esto quiere decir que la gran mayoría de los legisladores viven de otros trabajos.

Los legisladores dicen que tienen jornadas de 16 horas en Washington. Dan entrevistas, cabildean y tratan de encontrar tiempo para cumplir con sus obligaciones profesionales.

“Tenemos muchos abogados, que participan en vistas vía Zoom”, dijo la representante Erin Zweiner, de Austin.

La pandemia del COVID-19, curiosamente, preparó un poco a los legisladores para trabajar a la distancia. “Sin esa preparación, a muchos les hubiera costado seguir ganándose la vida”, señaló Zweiner.

No todos, no obstante, tienen profesiones que les permiten trabajar vía Zoom.

Algunos legisladores dicen que su presencia en Washington representa un desastre financiero para ellos porque no pueden realizar sus trabajos. Wu, un abogado con dos hijos pequeños, afirmó que no sabe si podrá pagar la hipoteca de su casa a fin de mes.

El representante John Bucey, de Austin, vino a Washington con su hija Bradley, de 17 meses, y su esposa Molly, quien está embarazada. Manejaron 23 horas sin parar en ningún sitio, en lugar de tomar un avión porque Bradley es demasiado pequeña como para llevar tapabocas en el vuelo.

“Es duro”, dijo Bucey. “No tienes quien te cuide la niña. Mi esposa trabaja. Yo también”.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending