MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Estado da licencias de guardería a centro de detención, activistas entablan demanda

Una organización sin fines de lucro entabló una demanda después de que el estado de Texas decidiera licenciar a un centro de detención como guardería.

A solo días de que el estado de Texas otorgara la primera licencia de guardería a uno de los centros de detención de inmigración, un grupo pro-inmigrante entabló una demanda con la esperanza de ponerle un alto a esta práctica.

El verano pasado, el gobierno federal decretó que los centros de detención no eran el lugar adecuado para albergar a menores de edad y ordenó su liberación.

La decisión afectó a dos instalaciones de Texas, pero en vez de liberar a los niños, una agencia estatal decidió certificar a estos lugares como guarderías, un plan que se convirtió en una realidad el viernes 29 de abril.

El Departamento de Familia y Servicios de Protección de Texas decidió licenciar por seis meses al centro de Karnes como guardería, al cabo del plazo, habrá inspecciones y el centro podrá obtener la licencia permanente.

Pero la organización pro-inmigrante Grassroots Leadership entabló acción legal el martes, pidiéndole a una corte del Condado Travis una restricción temporal de esta práctica.

"Los centros de detención familiares son prisiones", dijo Bob Libal, Director Ejecutivo de Grassroots Leadership.

Muchos inmigrantes detenidos están de acuerdo y dicen que sus estadías en las instalaciones bajo la agencia de Inmigración y Control de Aduanas dejan huellas imborrables.

"Lo que más traigo en mi corazón son los niños, verlos llorar en los centros de detención", dijo una mujer a quien llamaremos María. Ella estuvo detenida cuatro meses.

María estaba sola, pero vio a decenas de madres con sus hijos.

"La mayor parte de ellas lloran todo el tiempo, bueno lloramos porque yo también me cuento ahí", añadió Maria.

Se estima que cerca de 2,00 mujeres y niños se encuentran detenidos en las instalaciones bajo contrato con ICE en Karnes y Dilley.

"No protegen los derechos de los niños que son refugiados aquí en este país", dijo Analí Gatlin abogada de American Gateways, una organización que apoya la demanda. "Con muchas voces en contra de guarderías de detención para niños, creo que podemos cambiar las leyes en cuanto a eso".

El estado dice estar revisando la demanda y consultando con la oficina del procurador general. Mientras tanto, el proceso para otorgar la licencia de guardería al centro en Dilley prosigue.

En el pasado, el estado ha dicho que esta medida resguarda el interés de los niños y asegura su protección.

María no está de acuerdo.

"No dejo de pedirle a Dios para que se termine la injusticia que hay en los centros de inmigración, por los niños más que nada", concluyó María.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending