MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Juez federal bloquea aplicación de orden ejecutiva sobre refugiados

REFUGEES10PMPKG_frame_102.jpg

La mañana del miércoles, un juez federal suspendió temporalmente la implementación de la orden ejecutiva del {residente Donald Trump que daba a los gobiernos locales y estatales injerencia sobre el asentamiento de refugiados.

Con una carta enviada el viernes al Secretario de Estado Mike Pompeo, Texas se convirtió en el primer y único estado del país en rechazar el ingreso de refugiados este año.

En la correspondencia, el Gobernador Greg Abbott argumentaba que la decisión respondía a las consecuencias que el estado ha debido enfrentar por la falta de acción del congreso sobre el sistema de inmigración. Sin embargo, el dictamen del miércoles suspende la aplicación de la decisión estatal.

“A largo plazo sigue el litigio, pero ningún estado ni territorio en Estados Unidos puede negar la entrada de refugiados para vivir en sus estados”, dijo el abogado George Lobb.

En un documento de 31 páginas, el Juez de Distrito de Maryland Peter Messitte concordó con la demanda de tres grupos, explicando que el “otorgar a los estados y gobiernos locales el poder de consentir al reasentamiento de los refugiados, es decir, el poder para determinar si los refugiados serán recibidos, contradice la clara intención del congreso”.

“El congreso, según el juez, no dio facultad al presidente, poder ejecutivo, para poder llevar a cabo cambios en la ley porque cambios a la ley se hacen en el congreso”, agregó Lobb.

Pero según el abogado Rodrigo Juárez Jr., quien brinda servicios a refugiados, el daño ya está hecho.

“Muchísimo daño en términos de la reputación del estado, igual a nivel internacional de la reputación del gobierno de Estados Unidos. Va en contra de la tradición que históricamente han mantenido de ser un país, un gobierno acogedor, aceptante de personas de diferentes partes del mundo, personas que son las más vulnerables en sus sociedades”, dijo Juárez, quien resaltó la reducción gradual del número de refugiados que ha aceptado la Administración Trump.

El número bajó de 50,000 a solo 18,000. En el 2017, Texas acogió a 1,830 refugiados, número que bajó a 800 en el 2018 debido a las prohibiciones de viajes de países de mayoría musulmana. La cifra subió a 1,359 el año pasado, la más alta de todo el país.

Al cierre de esta edición, tanto el Gobernador Greg Abbott como el Fiscal General Ken Paxton no se habían pronunciado sobre la decisión del juez federal.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending