MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Preocupación por contagios de COVID-19 en fiestas podría afectar salud mental

El riesgo de una infección va al alza debido a la rápida propagación de ómicron, una variante de alto contagio y responsable del 73% de todos los nuevos casos del coronavirus, por lo que el miedo latente a contagiarse o transmitir el covid-19 a un ser querido puede, según los expertos, elevar el estrés que muchos ya sienten al acercarse las fiestas de fin de año. (Foto: Telemundo Austin)

El riesgo de una infección con COVID-19 va al alza debido a la rápida propagación de ómicron, una variante de alto contagio y responsable del 73% de todos los nuevos casos del coronavirus, por lo que el miedo latente a contagiarse o transmitir el virus a un ser querido puede, según los expertos, elevar el estrés que muchos ya sienten al acercarse las fiestas de fin de año.

“El nuevo repunte es realmente alto y eleva el nivel de estrés porque es mucho más trasmisible y antes era normal preocuparse por los padres y mayores, pero ahora también estamos preocupados por nuestros hijos jóvenes, nuestras sobrinas, sobrinos, y nos preocupa todo lo que hacemos. Antes era lo que llamábamos la pandemia del Covid-19 y ahora son sus efectos a largo plazo", dijo la consejera Leigh Richardson.

Por ya varias semanas, los epidemiólogos han advertido que la nueva cepa podría propiciar la peor ola de contagios, hospitalizaciones y muertes de toda la pandemia, un pronóstico que, aunado a una depresión o angustia existente o estacional, podría detonar una crisis de salud mental.

“Esto es algo que es subestimado e ignorado y no lo podemos hacer, obviamente con el COVID, el aislamiento social que hemos tenido ha hecho que esto sea peor, entonces eso genera mucha frustración en los pacientes”, dijo el Dr. José Condado, cardiólogo de Baylor Scott and White health.

Relacionado: EEUU autoriza 2da píldora contra COVID, ahora de Merck.

Según cifras de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, la depresión afecta a cerca de 16 millones de adultos estadounidenses cada año, una cifra que podría aumentar como efecto de la pandemia.

“La gente está exhausta, están fatigadas, tienen dolor de cabeza, no se sienten bien porque el estrés que ha estado ahí durante los últimos 20 meses y que sigue ahí, y si nos vamos a reunir, pero vamos a ser cuatro en lugar de 12 porque todo lo que hacemos para celebrar ha sido alterado", dijo Richardson.

Es por todo esto que los expertos recomiendan hacerse la prueba de diagnóstico del COVID-19 antes de participar en reuniones y así contar con seguridad adicional y mayor tranquilidad.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending