MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Transmisión local del coronavirus pudo haber comenzado antes de lo reportado

UT RESEARCH COVID-19.jpg

Según los científicos de la Universidad de Texas, el pasado invierno hubo miles de pacientes con aparentes síntomas de influenza que realmente sufrían de coronavirus y que nunca se diagnosticaron oficialmente.

Varios epidemilógos de UT postulan que la propagación del coronavirus desde Wuhan, China, a Seattle, en el noroeste de los Estados Unidos, no solo ocurrió más temprano sino que fue mayor.

Según el reporte, el primer infectado pudo haber llegado a Seattle entre el 25 de diciembre y el 1 de enero y la transmisión del virus precedió por varias semanas las órdenes de confinamiento en ambas ciudades.

"Esto nos da una forma de entender que realmente estaba pasando durante los primeros días, cuando sabiamos que surgía un brote pero no podíamos ver todas las infecciones", dijo Lauren Encel Meyers, quien lidera el consorcio de modelación de COVID-19 de UT. "No nos sorprende saber que en esos primeros meses entre noviembre y fines de enero en Wuhan, ya habían más de 10,000 infectados con síntomas del virus".

Los investigadores llegaron a la conclusión al examinar nuevamente las muestras tomadas en enero a las farínges de pacientes con enfermedades similares como la influenza en Wuhan, y en febrero y marzo en Seattle. Aunque la mayor parte de los exámenes dieron positivo a la gripe, algunos detectaron el SARS, el virus que causa el COVID-19.

Cuando el gobierno chino ordenó la cuarentena de Wuhan a mediados de enero, habían ya 422 casos confirmados, pero se calcula que 12,000 estaban infectados sin recibir diagnóstico. Asimismo, se calcula que a principios de marzo, más de 9,000 residentes de Seattle con síntomas de gripe tenían en realidad COVID-19. Un tercio de ellos eran niños.


close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending