MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Reportaje Especial: "Peligros de una Tendencia de Belleza"

(Foto: Telemundo Austin)

La micropigmentación es una técnica innovadora que promete dar un aspecto natural y simétrico a las cejas. Pero este procedimiento de creciente popularidad conlleva riesgos si hay malas prácticas.

Tal fue el caso de esta mujer de Missouri que quedo con cuatro cejas tras aprovechar un tratamiento de descuento que encontró en groupon el año pasado.

También este el caso de la actriz mexicana Liz Gallardo, quien sufrió de anafilaxia, una reacción alérgica y quemaduras de segundo grado por una corrección con ácido glicólico.

Era mucha emoción por tener un cambio y una necesidad de verte bonita de verte bien", dijo Susana Guerrero.

Pero la emoción del cambio terminó en decepción para Susana Guerrero.

“Mi ceja quedó muy delgadita, no me gusto, el color quedo feo, quedó como un tatuaje de mala calidad", dijo Susana Guerrero.

Sus cejas no solo se tornaron rojizas y deformes, sino que sufrió la caída del vello.

Más que enojarme con la persona quien lo hizo, fue conmigo por no haber investigado más", dijo Susana.

Al cabo de varios años, dio con una especialista.

“Me encanto encontrar a una persona que supiera entender que es lo que necesitaba" expresó Susana.

Agata Soldato tiene 10 años de experiencia y ha visto como la práctica se ha hecho más popular, incluso entre los hombres. Pero también ve muchas historias de horror ya que el 80 por ciento de sus clientes llegan con tratamientos previos.

“Yo tengo muchas mujeres que viene para hacer correcciones", dijo Agata Soldato.

He ahí la importancia de elegir a la persona indicada desde el principio.

“En USA no tenemos una certificación solo para maquillaje permanente, nosotros somos considerados tatuadores", aseguró Agata.

El estado sólo exige licencia a los establecimientos, lo que, según los expertos, eleva el riesgo de caer en manos inexpertas.

"Para mi eso es suficiente para tener más reglas", dijo el dermatólogo Daniel Friedmann.

Porque este dermatólogo conoce la gravedad del riesgo.

“Infecciones, alérgicas al producto, pueden haber problemas que duren meses o años", aseguró el Dr. Daniel Friedmann.

Los expertos hacen hincapié en que los clientes tienen el derecho y la obligación de cuestionar el trabajo de los practicantes antes de contratar sus servicios.

Por eso recomiendan verificar si el negocio tiene licencia vigente en el portal del Departamento de Servicios de Salud de Texas.

Eso incluye:

  • Licencia de tatuajes del Departamento de Licencias y Regulación de Texas o TDLR.
  • Certificación de prevención de patógenos de transmisión sanguínea.
  • Entrenamiento adicional en técnicas de micropigmentación.

Las personas con piel sensible o condiciones como dermatitis, deben someterse a una prueba de 28 horas para descartar reacciones adversas al pigmento.

"Tienes que ir a una persona que tiene fotos de todos los tipos que saben trabajar con todos tipos de piel" dijo la especialista Agata Soldato.

Tampoco hay que dejarse llevar por las fotos que los técnicos estéticos publican en las redes sociales porque podrían tener retoque.

"Mira los testimonios de los clientes”, recomendó Agata.

“Nos vamos por los precios muchas veces no queremos pagar más, pero tú lo vales", dijo Susana.

Por último, recomiendan tener paciencia ya que a menudo, los profesionales de mejor trayectoria tienen agendas más ocupadas. Para así conseguir el resultado que alegra a susana cada vez que se ve en el espejo.

Por cierto, también aconsejan verificar que los pigmentos estén aprobados por la FDA y optar por otras técnicas para pieles grasosas o envejecidas.

Para reportar un negocio sin licencia de tatuaje visite el portal del Departamento de Servicios de Salud de Texas.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending