MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Sobreviviente de violencia doméstica logro escapar gracias a organización local

violencia safe.png

Octubre es el mes nacional para la concientización sobre la violencia doméstica. Se estima que más de diez millones de personas sufren de violencia intrafamiliar cada año.

“Airam” quien nos pidió mantenerse en el anonimato, dice aun estar viviendo las secuelas de más de 10 años de violencia doméstica.

“Empezó a quitarme los círculos de amistad a tal grado que me empezó a alejar de mi familia, de mis amistades”, dijo la mujer, quien recuerda que luego vino la agresión verbal y después el maltrato físico. “Me empujó, me insultó y a partir de ahí empezó la violencia física”.

Según "Airam", el miedo al divorcio le hizo callar y las constantes amenazas evitaron que hiciera la denuncia.

'Cuando me decía "perdóname, no lo vuelvo hacer, no lo vuelvo a hacer", yo le creía y creía en eso, de que él iba a cambiar', agregó.

Según la coalición nacional contra la violencia doméstica, una de cada tres mujeres y uno de cada cuatro hombres han experimentado alguna forma de abuso de pareja, es por eso que los activistas y organizaciones sin fines de lucro dedican este mes a la educación pública e instar a quienes sufren de este flagelo o conocen a alguien a hacer la denuncia.

“La persona que es abusiva te va a controlar de una manera o de otra. La persona que es abusiva siempre te va a hacer sentir culpable a ti", dijo Elia Mondragón, quien ha trabajado por más de dos años con la Alianza SAFE y ha podido ver el cambio en los sobrevivientes una vez que la organización les da refugio, consejería y asistencia legal, servicios que se ofrecen independientemente del estatus migratorio.

“Es bien importante y yo invito a todas las comunidades a que se den ese permiso de averiguar donde hay muchos recursos y cuando lleguen si en el momento no tenemos el recurso, para ayudarles nosotros las mandamos a diferentes lugares donde sabemos que hay más recursos”, agregó Mondragón.

"Airam" dice estar comenzando su vida después del abuso y espera que su testimonio motive a otras personas a denunciar a sus abusadores y buscar ayuda.

“No es fácil salir de un círculo de violencia doméstica, pero sí se puede salir, lo único que tenemos que hacer es insistir y buscar esos lugares donde te van a abrir las puertas”, concluyó.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending