MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Comité de Cámara Baja realiza primera audiencia sobre prevención de matanzas

capitolhearing.jpg

Un comité de la Cámara Baja de Texas realizó el martes la primera junta para analizar estrategias que ayuden a prevenir matanzas como la de El Paso y Midland-Odessa.

El comité escuchó el testimonio de varias personas, incluyendo información sobre la puesta en práctica de las órdenes ejecutivas anunciadas por el Gobernador Greg Abbott el 5 de septiembre.

La reunión responde al reciente anuncio del presidente de la cámara baja y el vicegobernador sobre la formación de comités en ambas cámaras para desarrollar estrategias para mejorar la seguridad y medidas que ayuden a prevenir incidentes de violencia extrema.

El comité colabora con agencias del gobierno estatal y local, además de grupos cívicos. Además, el panel tiene a su disposición fondos estatales y locales que se pueden invertir en la investigación e implementación de programas que ofrezcan acceso a servicios a comunidades afectadas por la violencia. La entidad también contará con tecnología para detectar, evaluar, reportar y prevenir las amenazas.

“La experiencia que vivimos en El Paso me dio urgencia. Esa urgencia no proviene de un lugar de ira, odio o antagonismo. Proviene de un lugar de amor para mi comunidad, amor por este estado y para asegurarnos de que tengamos el estado más seguro posible”, dijo Joe Moody, representante del distrito 78, que incluye parte del norte de El Paso.

Entre los grupos que asistieron a la reunión estuvo “Moms Demand Action for Gun Sense”, una entidad que aboga por el control de armas. Aunque su representante Molly Bursey describió la reunión como un buen primer paso, dijo que no se abordaron temas esenciales.

"Creo que el Gobernador Abbott necesita enfocarse en la causa de estas matanzas. Está bien hablar sobre monitorear las redes sociales, monitorear crímenes de odio, pero necesitamos hablar sobre cuál es la raíz de este problema, que es el fácil acceso de estas personas a las armas de fuego", dijo Bursey.

Según la activista, una de las soluciones de las que le gustaría escuchar sería una propuesta de leyes de “bandera roja”, las cuales permiten a la policía o civiles solicitar a una corte estatal que remueve las armas de fuego de la posesión de personas que puedan representar un peligro para los demás o sí mismos.

Pero a la reunión también asistieron miembros de “Gun Owners of America”, un grupo de dueños de armas de fuego, quienes dijeron apoyar leyes que expandan la revisión de antecedentes y la investigación de amenazas de violencia, siempre y cuando se protejan los derechos de porte de armas bajo la segunda enmienda de la constitución de los EE.UU.

Dentro de 90 días, el comité debe presentar una evaluación preliminar al Presidente de la cámara de representantes Dennis Bonnen mientras elaboran un informe final para presentarlo en un futuro.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending