MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Una idea simple, una solución brillante

Luces del parque de Primaria Houston ayudan a combatir el crimen. (Foto: Telemundo Austin)

Hace un par de años, al caer el sol no se escuchaba la alegría de los niños en el parque de la Primaria Houston en el sureste de Austin.

“Había mucho crimen, las personas tenían miedo de venir al parque”, dijo la oficial Paula Aguilar del Departamento de la Policía de Austin.

Al caer la noche en las inmediaciones del plantel, la oscuridad se convertía en la cómplice del vicio y la delincuencia.

“Jeringas las llegamos a encontrar, otras cosas muy feas ahí las llegamos a encontrar aquí, habían muchos hombres aquí en la noche y yo no quería eso”, dijo Gloria Lugo, residente del área.

La situación motivó a Lugo a adoptar el parque y unirse a otros vecinos y organizaciones locales como Go! Austin ¡Vamos! Austin para mejorar el área.

“Pasaba por aquí y era negro, no se veía ni la escuela, estaba oscuro, oscuro, la noche era una cosa muy fea”, añadió Lugo.

Pero tras meses de reuniones, peticiones al concejo municipal y la solicitud de subsidios implementaron un plan tan simple como brillante.

“Son cuatro luces, vamos a ver si podemos agarrar otras más aquí, pero con esto estamos muy felices”, dijo la oficial Aguilar.

Cuatro luces que cambiaron no solo el aspecto sino el ambiente del parque.

“Bajó el crimen y el vandalismo bajó un 35 por ciento aquí en esta área”, aseguró Lugo.

De hecho, las cifras de criminalidad recabadas por la Policía de Austin muestran 50 delitos menos alrededor de la primaria un año después de la instalación de las luces. La oficial Aguilar atribuye la reducción del crimen a la iluminación y a la mayor interacción que fomenta un espacio público seguro entre los vecinos.

“En un parque sin luces hay mucho, puede haber mucho crimen. La luz hace una gran diferencia para la seguridad de la comunidad”, dijo Aguilar.

Raúl Sarmiento, quien por cinco años ha sido voluntario entrenando a jóvenes atletas, fue testigo del esfuerzo y su fruto: “He visto el cambio porque cuando yo empecé a jugar aquí o que empecé a venir a este parque no había luces, no había bancas, no había baños. Después pusieron las luces y he visto mucha más gente venir a las horas que se oscurece”.

Sarmiento también reconoce la importancia de actividades como el deporte después de la escuela: “A ningún papa le iba a gustar que su hijo o hija estuviera en un parque a oscuras. Ahora ya digamos los niños llegan a la casa y se hace de noche y pueden salir a jugar sin ningún peligro”.

Los niños también notaron el cambio.

“Era difícil para mirar y nos íbamos más temprano a nuestras casas que ahora porque no podíamos mirar nada”, dijo Mario Sánchez, un niño de 11 años que participa en la liga de futbol soccer del área.

Sarmiento ahora espera usar lo aprendido para instalar luces en un parque más cercano a su casa para que los niños sigan brillando en la cancha.

“No solamente los niños, pero todas las personas en general que vienen aquí. Es más seguridad para todos”, concluyó.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending