MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Universidades de la región promueven medidas de salud previo a inicio de semestre

VIDEO DE ARCHIVO.jpg

El inicio del semestre de primavera en las universidades de Texas sucede en momentos que la región enfrenta un fuerte repunte de los contagios y hospitalizaciones por COVID-19, por lo que el regreso de miles de estudiantes puede presentar un desafío para controlar la propagación.

Debido al recrudecimiento de la pandemia, las universidades de Texas, Texas State y St. Edwards hacen énfasis en el aprendizaje virtual. UT notificó a sus estudiantes que hasta fines de mes, las clases se impartirán solo en línea. La unica excepción será la facultad de enfermería y farmacia.

Asimismo, los directivos le pidieron a todos los estudiantes hacerse una prueba de diagnóstico del coronavirus al menos cinco días antes de regresar y UT se fijó como meta examinar a 5,000 estudiantes asintomáticos por semana.

"Yo digo que eso es algo que UT está haciendo bien para que podamos ir otra vez al campus más rápido", dijo la estudiante Mayeli Luna, "Que todos estén seguros y para prevenir que haya muchos casos de COVID en la escuela".

Texas State en San Marcos también le pidió a los estudiantes someterse a exámenes, tengan síntomas o no. Este semestre, la universidad agregará un centro de diagnóstico en el campus.

A pesar de esto, los directivos pidieron optar solamente por clases virtuales por las primeras dos semanas del nuevo ciclo de estudios.

Por último, St. Edwards envió pruebas caseras a todos los estudiantes matriculados y quienes vivan en dormitorios y asistan a clases presenciales deben presentar un comprobante de diagnóstico negativo antes de poder reintegrarse.

Los tres planteles colaboran con las autoridades de salud para implementar prácticas que reduzcan la transmisión.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending