MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Líderes comunitarios piden frenar aburguesamiento en este de Austin

DISPLACEMENT 5PMPKG.transfer_frame_2314.jpg

Varios líderes y activistas locales aprovecharon la celebración del Día de Martin Luther King para pedir acción del municipio y frenar el aburguesamiento que afecta a barrios tradicionales del este de Austin.

Jane Rivera ha notado cuánto ha cambiado el barrio en 30 años. Compró su casa por $39,000 dólares y ahora la propiedad vale medio millón, pero en vez de estar contenta por la creciente plusvalía, teme que la obligue a vender.

“Espero que podamos permanecer aquí antes de que los impuestos suban tanto que no podamos quedarnos”, dijo Rivera.

Es una preocupación que comparte la activista Susana Almanza, quien ha visto por años como se demuelen las casas de muchas familias para construir apartamentos y condominios. Según Almanza, los cambios al código de desarrollo urbano solo beneficiarán a la clase media y alta.

“¿Cuál va a ser el impacto a la gente trabajadora, la gente pobre, la gente mexicana y africana en los dueños de tierra y los apartamentos donde viven? ¿Cómo van a afectar los precios?”, dijo Almanza, representante de PODER.

El grupo exige la adopción de varias medidas con lenguaje específico y la designación de fondos para contener el aburguesamiento. El programa anti-desplazamiento busca posponer cualquier cambio a las normas de desarrollo urbano de zonas vulnerables hasta que se tenga un plan de acción. El grupo también pide una mayor inclusión de miembros de la comunidad de bajos ingresos en estos planes, la adopción de un plan de desarrollo equitativo y una fuerte inversión en la iniciativa.

“Estamos pidiendo $18 millones de dólares para hacer ese programa, también para construir viviendas asequibles y ocupar a personas en la oficina que van a estudiar las zonas y ver cómo va a afectar a las personas trabajadoras, pobres, comunidades de color y con ese dinero podemos hacer mucho y queremos que lo hagan cada año”, explicó Almanza sobre el plan.

También piden mayor asistencia a personas que fueron desplazadas o en riesgo de perder sus propiedades antes de la adopción de reglas que agilicen los proyectos inmobiliarios, los que, advierten, tiene un efecto irreversible en el barrio.

A pesar del llamado, el Alcalde Steve Adler envió un comunicado insistiendo que no se debe demorar la adopción de los cambios al código de desarrollo urbano, ya que ayudará a solucionar el desplazamiento:

“Durante los últimos seis años, los vecindarios y las comunidades de toda la ciudad han participado en la redacción de un nuevo código centrado en la asequibilidad, la equidad y el medio ambiente. Se están incorporando medidas contra el desplazamiento en el nuevo código y la ciudad continuará haciendo de esto una prioridad de gasto".

Los líderes y activistas piden acción antes que el concejo vote sobre los cambios al código de desarrollo urbano en marzo.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending