MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop
Special Advertiser Content

DEMANDAS DE ROUNDUP: LO QUE NECESITA SABER EN 2019

Más de 13,000 demandantes actualmente tienen casos pendientes contra de la compañía de agroquímicos.

Hace cuatro años, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC por sus siglas en inglés) etiquetó al glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup, como un carcinógeno. Inmediatamente, la compañía Monsanto negó la acusación y señaló varios estudios. Sin embargo, este esfuerzo para controlar la mala publicidad no detuvo las miles de demandas presentadas tras la noticia del IARC. Ahora en 2019, Monsanto ahora es la propiedad de la compañía Bayer, la cual todavía está luchando por controlar el problema de imagen, por el hecho de que Roundup, el herbicida más popular del mundo, está vinculado al cáncer.

Bayer-Monsanto actualmente está luchando contra miles de demandas que alegan que Roundup, el herbicida más popular, está vinculado al cáncer. Más de 13,000 demandantes actualmente tienen casos pendientes contra de la compañía de agroquímicos. Cada caso alega que la exposición al glifosato, el ingrediente activo de Roundup, ocasionó el desarrollo del cáncer.

La evidencia contra el popular herbicida de Monsanto, Roundup, se está acumulando. Solo este año, varios estudios han demostrado que el ingrediente activo de Roundup, el glifosato, es un cancerígeno. De hecho, un estudio de la Universidad de Washington demuestra que la exposición al glifosato aumenta el riesgo a algunos tipos de cáncer por más del 40 por ciento.

La investigación sobre la carcinogénesis del glifosato es un golpe a la posición sostenida por la Agencia de Protección Ambiental y Monsanto, quienes aseguraban que el compuesto químico sintético no causa cáncer en los seres humanos.

Informe de la ATSDR publicado en abril de 2019

Un estudio publicado en abril 2019 por la Agencia de Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades (ATSDR por sus siglas en inglés) da credibilidad a los casos en contra de Monsanto. La ATSDR es un departamento del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), el cual anunció en febrero 2015 planes para evaluar los efectos del glifosato a la salud de seres humanos, y el cual publicó sus resultados en octubre de ese mismo año. Sin embargo, existe evidencia que demuestra que la EPA y Monsanto conspiraron para prevenir el estudio y su publicación.

Más de cuatro años después de que las CDC anunciaron sus planes, fue solo a instancias del Congreso que se lanzó el tan esperado estudio en abril de 2019. El estudio despertó varias señales alarmantes sobre la carcinogénesis de la sustancia química y los efectos no cancerosos.

La publicación de los hallazgos de la Agencia de Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades de la CDC fue un golpe para la defensa de Monsanto que alega que su popular herbicida no es tóxico.

¿Por qué hay tantas demandas contra Monsanto?

En 2015, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud categorizó al glifosato como “probablemente carcinógeno en humanos”. Su decisión se basó en “pruebas convincentes” de que el glifosato provocó tumores y cáncer en animales de laboratorio. En particular, la IARC encontró que la exposición al glifosato ocasionó

Linfoma no Hodgkin

Leucemia

Linfoma de células B

Mieloma múltiple

Los que tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer son los trabajadores agrícolas y otros que usan o están cerca de la sustancia como parte de sus trabajos. Por ejemplo, el bufete de abogados The Carlson Law Firm representa actualmente a clientes que han estado expuestos a través de trabajos agrícolas, centros de jardinería, viveros y propietarios de propiedades de alquiler.

El ciclo de tiempo para las demandas de Roundup 2019

El año pasado, un jurado otorgó $289 millones a DeWayne Johnson, un ex trabajador de jardinería diagnosticado con Linfoma no Hodgkin. Aunque un juez redujo más tarde el monto del veredicto, las lesiones a Johnson fueron lo suficientemente significativas para otorgar una compensación de casi $80 millones. Teniendo esto en cuenta, el 2019 no se ha sido un buen año para el herbicida Roundup de Bayer-Monsanto.

Enero 2019 – División del caso

El juez federal de distrito de Estados Unidos, Vince Chhabria, dividió en dos fases los primeros juicios en la litigación de multi-distrito en contra de Monsanto. Esta fue una victoria para Bayer-Monsanto cuyos abogados solicitaron que los juicios se dividieran en dos. La primera fase de los juicios se centraría en si el ingrediente activo de Roundup, el glifosato, causó o no el Linfoma no Hodgkin del demandante. Si el jurado determina que este es el caso, entonces debería otorgar daños compensatorios. La segunda fase, si es necesario, trataría la responsabilidad de Monsanto y los daños punitivos.

Monsanto citó el fallo de $289 millones en el caso Johnson como su razonamiento. De hecho, la compañía agroquímica argumentó que los hallazgos regulatorios contradictorios confundieron al jurado.

Sin embargo, los críticos de la medida dicen que Monsanto solicitó dividir el caso en dos fases para sofocar la información clave presentada por los abogados del demandante. Un tema importante en los argumentos de los abogados es que Monsanto ha trabajado durante décadas para influir en los estudios científicos que respaldan la seguridad del glifosato, incluyendo la colusión con la EPA.

Chhabria escribió en su decisión:

“Aunque este tipo de bifurcación es inusual y se debe hacer con precaución, tanto en general como en el contexto de los juicios de MDL, se justifica aquí. Una parte significativa del caso de los demandantes implica ataques contra Monsanto por intentar influir en las agencias reguladoras y manipular la opinión pública con respecto al glifosato. Estas cuestiones son relevantes para daños punitivos y algunas preguntas de responsabilidad. Pero cuando se trata de si el glifosato causó el LNH de un demandante, estos problemas son principalmente una distracción, y una muy importante en eso “.

Marzo de 2019 – Veredicto de la fase uno

La fase uno de los juicios divididos llegó a su fin a mediados de marzo. El segundo jurado asestó un duro golpe a Bayer-Monsanto. El jurado llegó a la conclusión de que el ingrediente activo del herbicida era un “factor importante” a la causa del linfoma no Hodgkin de Edwin Hardeman.

Hardeman usó Roundup durante 26 años para controlar las hierbas y el roble venenoso en su propiedad. Los médicos le diagnosticaron Linfoma no Hodgkin en 2015.

Veredicto de la fase dos

La segunda fase comenzó el día después de que el jurado determinara que el herbicida Roundup causó el cáncer de Hardeman. Pero menos de dos semanas después de que comenzara el juicio, el jurado ordenó a Monsanto pagar más de $ 80 millones en daños a Hardeman. El jurado le otorgo compensación a Hardeman por lo siguiente:

$ 75 millones en daños punitivos

$ 5 millones por sufrimientos en el pasado y en el futuro

$ 200,000 por gastos médicos

La compañía deliberadamente no advirtió a los consumidores sobre los riesgos. Por eso la compensación de daños punitivos otorgada por el jurado es tan importante. Además, la evidencia presentada muestra que Bayer se involucró en un encubrimiento que duró décadas, poniendo mucha más importancia a sus ganancias sobre el bienestar de los consumidores.

¿Qué significan estos juicios?

Dos jurados diferentes encontraron que el respaldo científico que afirma que el glifosato es un carcinógeno es creíble. Además, dos jurados diferentes encontraron que Monsanto se esforzó para ocultar el hecho de que sabía acerca de la probabilidad de que el glifosato es un carcinógeno. Y dos jurados diferentes otorgaron importantes daños punitivos.

El hecho de que la compañía no haya advertido a los consumidores sobre los riesgos de usar Roundup ha puesto en peligro a millones de personas. En la actualidad, Bayer-Monsanto enfrenta juicios de más de 13,000 personas en Estados Unidos por reclamos relacionados con el cáncer.

A pesar de estos veredictos y el informe de la CDC, la Agencia de Protección Ambiental reafirmó su postura a finales de abril de que el popular herbicida es seguro para las personas. Sin embargo, la agencia señala los riesgos potenciales para los mamíferos y las aves que se alimentan de hojas tratadas con glifosato. La agencia tiene planes para anunciar formas de reducir el derrame del herbicida.

El bufete de abogados The Carlson Law Firm puede ayudar

El bufete de abogados The Carlson Law Firm está investigando casos de Linfoma no Hodgkin en todo el país. Estamos aceptando casos de los 50 estados. Si usted o un ser querido utilizó el herbicida Roundup para el trabajo o el mantenimiento de su jardín personal, contáctenos hoy. Los estudios científicos indican que esta sustancia química es peligrosa y está afectando significativamente la salud de usuarios. Podemos ayudarlo a responsabilizar a Bayer-Monsanto por no advertirle que el glifosato es cancerígeno.

Contamos con un equipo de abogados con la experiencia que usted merece. Un abogado del bufete legal The Carlson Law Firm que se especializa en la litigación de Roundup luchará incansablemente por obtener la justicia que usted y su familia merecen. Protegemos los derechos de las víctimas en todo el país cuando compañías actúan en forma negligente y ocasionan lesiones a consumidores. Si recibió un diagnóstico de Linfoma no Hodgkin después de usar Roundup, comuníquese con nuestra oficina para una consulta gratuita.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending